Un mal amigo.

Comparte... si te atreves...

claricelecter@hotmail.com

#MostroVacci

Encontrar a esa persona que comparte tus ideas, tus sentimientos y en ciertos casos hasta uno que otro enemigo es una experiencia que no todos tenemos el placer de vivir. Definitivamente hay gente que nunca experimenta,en esos casos, habría que preguntarse por qué…

Hay de todo tipo de amigos, desde los que son momentánea o de conveniencia (los que te topas en los antros que te aman mientras tengas dinero para pagar su borrachera o los que te adoran mientras eres el que tiene el carro para que los lleves a donde quieran), que tienden a desaparecer en tiempo récord cuando se te aaba el dinero o lo que tienes que cubre sus necesidades. Esos abundan en la tierra. Yo los veo frecuentemente, sobre todo cuando necesitan una consulta gratis, o que les revise una tarea para que esté más presentable, o cuando necesitan que los contacte con alguien que conozco para conseguir algo. Sé lidiar con esa gente porque como no tienen valor en mi vida, no tengo nada que perder cuando se van una vez que dejo de tener utilidad. Siempre y cuando no olvide que ellos no tienen valor en mi vida y que solo soy una buena herramienta para tener en el cajón, mis sentimientos no son lastimados cuando desaparecen.

El otro tipo de amigo es el que te jura por todos sus santos que eres muy valioso y que harían cualquier cosa por tí. No sé cuál es su motivación, pero si eres muy ingenuo, te creés sus promesas. Es una estupidez hacerlo porque curiosamente son los que más te lastiman. Son los clásicos que desaparecen cuando necesitas algo, o mi favorita, que si les cuentas algo, te empiezan a dar excusas de por qué no pueden ayudarte. Ni siquiera le estabas pidiendo ayuda, pero ya te dieron la lista de por qué no pueden Échenle ganas…

Pero el peor de los peores e un amigo perdido. Ese es peligroso porque ya has compartido tu vida con esa persona, conoce demasiado y cuando la gente se siente lastimada o rechazada, puede actuar de una forma mala y usar ese conocimiento para causarte daño. POr alguna razón, algunas personas sienten la necesidad de lastimas a otras personas, por lo tanto deciden hacerle la vida imposible a otros. Personalmente, me parece algo patético que demuestra el poco valor que tienes como ser humano, pero igual es una opinión personal. Esa gente que decide “vengarse” demuestra que su alma solo es un triste vacío que ha dejado tan atrás su más básica humanidad que necesita causar otras emociones (aunque sena negativas) con tal de sentir algo. Y lo sé porque en su momento yo fui esa persona odiosa y vengativa cuando mis semtnimientos de odio y mi veneno hacia mí mismo era tan poderoso que culpaba al mundo por todo y solo quería vengarme de todos.

Definitivamente comprendo de dónde viene tanta amargura, sin embargo, no quiere decir que la condono o que la fomento. Cuando cambias lo que no te gusta, de tíu mismo, cambia tu percepción del mundo y el mundo cambia hacia tí. Eso lo aprendí después de años y años de terapia. Dinero y tiempo bien invertido.

Y hay otro tio de amigo que siempre me ha dado un poco de risa. El amigo “distante”: es el que desaparece y se olvida de todos hasta que se siente solo. Entonces contacta a los amigos abandonados que tiene y busca que vayamos a verlos. No, no va a verte, sino que te dice que vayas tú porque tiene mucho trabajo, o no tiene mucho tiempo, o que vives muy lejos y le da miedo manejar (yo no tengo carro y necesito ir en transporte público, pero eso es irrelevante), o cualquier otra excusa. Está bien, cada quien tiene sus motivaciones diferentes, pero necesitar que te apapachen y que vayan a donde estas para hacerlo y trar tu propia comida porque no hay nada ya me parece un poco excesivo. Y lo peor de todo es que cuando al fin te dan el honor de mandarte un saludo en Whatsapp te dicen que ya saben que son un amigo horrible y que nunca te buscan pero bla bla bla (insertar lista de excusas) coronado por un “a ver cuándo nos vemos, tengo mucho qué platicarte” (nótese que es “platicarte” y no “platicar”, o sea que ni siquiera les interesa saber de tí, sino que ocupan sacar algo de su pecho y eres la pared perfecta para hacerlo). La verdad que esos amigos son lo peor. Son los que te hacen sentirte estúpido por ir a verlos (porque sí, muchas veces he ido) y cuando te das cuenta de que ya te contaron lo suyo y perdieron el interés, se acabó el tiempo y hay otras actividades más importantes qué realizar, ¿ya te vas?

Definitivamente es mi culpa por dejarme llevar, nola de otras personas. Comprendo que son así y que no van a ser de otra forma. Es mi obligación tomar el control de mi vida y mis emociones para no dejar que nadie me hga sentir menos, Cien por ciento mi responsabilidad.

El problema es cuando soy honesto y les digo que no gracias o que no quiero. Eso es sus ojos me convierte en un villano. Resulta que cuando se les acaba el viaje gratis o la pared con ojos chuecos que solo escucha, soy un patán y un desconsiderado. O mi favorito: me dicen que estoy emberrinchado y que los busqyue cuando se me pase, cosa que no va a suceder porque cuando me despido de alguien, lo hago para siempre. Si no me permito hacerme menos a mí mismo, ¿qué les hace creer que les voy a permitir hacerlo a ellos? No señor, no funcionan así las cosas. Una vez que alguien me decepciona tanto que no le quiero en mi vida, que te vaya bien, que te machuque el tren, que te apachurre bien. Esa persona está muerta para mí, vivo mi duelo, lloro tanto como quiero y digo adiós. No odio, cero rencor, solo me despido y ya. Si esperan a que se me pase el coraje, como no hay coraje, pues van a quedarse esperando.

Entocnces, mal amigo, no te sorprendas que no sabes nada de mí, que no se te haga raro de que no te mando mensajes y mucho menos que no respondo a los tuyos. No te bloqueo en el feis ni te escribo mensajes pasivo agresivos que contesto co n IMBOX cuando me preguntan qué me pasa. Si ya saliste de mi vida, ya estás fuera. Ya hice mi paz con eso y queda en tus manos la responsabilidad de preguntarte por qué te dí esa patada en las sentaderas y te saqué de mi mundo. Una amistad es cosas de dos personas y yo tomo la responsabilidad de mis errores, pero no de los tuyos y no te debo explicaciones, eesas las reservo para la gente relevante en mi vida.

Y no, no hice este artículo para alguien en especial como una carta. Lo hice porque hace unas semanas hablé del amigo de mis sueños y me recordó a esas personas que he alejado de mi vida y los resultados que ha tenido en mi vida. Afortunadamente si llegan a leer esto, n I siquiera van a saber que son la inspiración porque no les afecta directamente, por lo tanto, es irrelevante.

Y ustedes hermanos, hermanas, ¿qupé tipo de amigos tienen? Compartan… si se atreven…

Saludos afectuosos.

Mostro.

Deja una respuesta