No entiendo la misoginia…

El otro día viví una experiencia interesante. Tuve qué presentarme a mi trabajo, por lo tanto tuve que levantarme a las 4 AM para poder llegar a tiempo. Nada nuevo, tengo muchos años haciéndolo. Pero resulta que cuando el primero de tres taxis que agarro me dejó en el sitio del segundo, no había nada, ni siquiera un foco que alumbrara donde estaba, por lo tanto estaba parado solo en la oscuridad en el corredor 2000 esperando a que pasara un taxi antes de que me pasara algo.

Sigue leyendo →

¡Nunca serás nada sin mí!…

¿No? ¿En serio? Interesante, no sabía que ser algo en la vida dependía de estar con otra persona. Me encanta el eugemismo: siempre quise ser “algo”. Definitivamente, después de pasar por el dolor de estar con alguien que me hace menos, que me abusa y que me hace sentirme como lo peor y al fin agarro el valor para dejarlas, es justo lo necesito escuchar para cambiar de opinión y rehacer mi vida con esa persona. No “discúlpame, intentaré ser mejor”, ni “fue un error”, no, es escuchar que si me voy dejaré de ser un humano…

Sigue leyendo →

¿Qué tanto se le dice a la pareja?

Es ser humano se adapta por naturaleza, o corre el riesgo de perecer ante las circunstancias. Para sobrevivir debe encontrar la manera de satisfacer sus necesidades, desde la más básica como la alimentación hasta las de afiliación y pertenencia a como dé lugar.

Sigue leyendo →