Lo que no puedes cambiar…

Mamá, ¿fui un error? – Le preguntó un niño a su mamá, ella contestó – ¿Un error? No, fuiste una sorpresa. Al ser cuestionada sobre la diferencia entre uno y otro ella comentó: Un error es algo que no harías de nuevo si tuvieras la oportunidad de corregirlo y una sorpresa es algo que no sabías que querías hasta que lo tenías contigo….

Sigue leyendo →

Ese tema no se habla aquí…

Hay cosas que no se mencionan en una conversación. Al parecer hay reglas que debemos seguir para llevar la armonía en una plática. Si llegan a salir ciertos temas considerados “taboo”, la gente se siente incómoda, se mueve en su silla tratando de acomodarse para ver si las nuevas posiciones hacen que las palabras que sus oíros captan son más digeribles. Muchas veces no funciona…

Sigue leyendo →

Ayudar a otros no es fácil…

Ayer tuve una conversación interesante. Me dice un amigo que quiere ayudar a personas a enfrentar sus problemas, sobre todo a esas que tienen tendencias a lastimarse. Se me hizo una idea noble y un proyecto interesante, definitivamente algo que me interesaría. A veces ayudar a otras personas te da una sensación inmensa de satisfacción. Incluso te ayuda a agarrar un poco de perspectiva sobre tus propios problemas y dramas.

Sigue leyendo →

La empatía nos elude…

“Jeremy habló en clase hoy”. Así dice el coro de una popular canción de Pearl Jam de los noventas. Describe a un chico perturbado que, debido al abandono casi completo de los padres y los abusos de sus compañeros decidió quitarse la vida frente a sus compañeros de clase. Es una canción pegajosa que recuerdo de mi infancia, producto de los gustos musicales de una de mis hermanas. Dicen las lenguas que es la que lanzó a la fama al grupo por lo brillante de la música y el tema del que hablan sus versos.

Sigue leyendo →

¿En realidad es necesario que opinen sobre mi vida?

Cada persona es un mundo, lo sabemos. Lo escuchamos constantemente y es un mantra que muchos se repiten constantemente, aunque se mira a través de sus acciones que no lo creen ya que necesitan ver alrededor y juzgar lo que hacen, piensan, dicen y sueñan aquellos que los rodean. Se me hace bastante obvio que la mayoría no ve el mundo como es, sino como son ellos  y  eso puede causar muchos problemas porque si nuestra visión es la correcta, todos los demás están mal.

Sigue leyendo →