Si no es conmigo… ¡con nadie!

Cuando queremos a alguien, muchas veces estamos dispuestos a hacer cosas y sacrificios por ellos, en el enamoramiento uno puede perder la cabeza y hacer un sinfín de cosas que en circunstancias normales ni se le ocurriría hacer. Siempre dice uno que no eso no va a suceder porque sabemos cómo son las cosas y tenemos el mundo descifrado, pero al final de cuentas siempre llega alguien que hace que hace que nuestras reglas, pensamientos, normas y protocolos salgan volando por la ventana…

Sigue leyendo →